El tabaco, el gran enemigo de tu boca

8 Junio, 2017

Son indiscutibles los efectos adversos que el consumo de tabaco tiene en nuestra salud y en particular en sobre nuestra boca. El tabaco puede alterar el equilibrio del microbioma de la boca, que está formado por 600 bacterias aproximadamente. Esto puede provocar la aparición de diversas patologías que conviene prevenir como la gingivitis, periodontitis, periodontitis necrotizante, fracaso de los implantes dentales y enfermedades de la mucosa. De hecho, los pacientes fumadores presentan un riesgo más alto de perder sus piezas dentales.

Los fumadores tienen un 10% más de especies de ‘streptococcus’ que los no fumadores. Es decir, que cuentan con un tipo de bacteria implicada en el desarrollo de la caries. Ello sin olvidar que el 75% de los casos de cáncer oral se asocian al consumo de tabaco.

Los dentistas son los profesionales más cualificados para ver y reconocer más tempranamente una lesión o un cáncer oral en nuestra boca. Además, pueden detectar los efectos perjudiciales del tabaco en la boca y ayudar a los pacientes a combatirlos. Cabe recordar que en el caso de este tipo de enfermedades su detección tardía provoca el 25% de muertes en personas diagnosticadas.

No hay que olvidar, que el riesgo de desarrollar cáncer oral es de 2 a 13 veces mayor en los fumadores que en los no fumadores. Si se combina el consumo elevado de alcohol y tabaco, el riesgo se multiplica por 20.

Se ha demostrado que la unión de estos dos factores causa la inmensa mayoría de los cánceres orales: el alcohol abre excesivamente las mucosas de la boca, permitiendo que las sustancias cancerígenas del tabaco penetren en mayor medida en su organismo.

Todo esto se podría prevenir, además, con al menos una visita anual al dentista y por supuesto dejando de fumar. Así se demuestra también en el mismo estudio, ya que concluye que cuando se deja el tabaco, el microbioma de la boca se restaura con el tiempo y el número de patologías también descienden.

Te recordamos que el tabaco mancha los dientes, altera el color del esmalte, hace fracasar algunos tratamientos dentales, favorece la pérdida de hueso de los dientes, disminuye nuestra percepción de olores y sabores, causa enfermedad en las encías, predispone a enfermedades infecciosas en la boca, predispone al cáncer oral. Razones de peso para recomendar dejar de fumar.

Dejarlo es posible y recomendado por todos los dentistas. Por lo que si una persona quiere y lo precisa también tiene el apoyo de los profesionales de la odontología.

En ese sentido, las revisiones odontológicas periódicas son fundamentales para el cuidado de tu salud bucodental así como de tu salud general.

smoke

Publicado en blog