La alergia puede afectar a nuestra salud bucodental

23 mayo, 2017

Las alergias propias de la primavera, así como otras no vinculadas a esta estación del año, pueden afectar nuestra salud bucodental, aunque no sea uno de los efectos secundarios en los que solemos pensar cuando nos afecta esta incómoda reacción a determinadas sustancias. Sin embargo, cuando nuestro sistema inmunológico trata de combatir agentes externos como el polvo o el polen, los senos maxilares pueden llenarse de mucosidad, por lo que ejercen una presión sobre los dientes molares superiores y empujan sus raíces. Esta acción puede provocar dolor o mayor sensibilidad al frío y al calor. El Colegio de Dentistas de Santa Cruz de Tenerife recomienda acudir al dentista habitual ante estos síntomas, para que éste pueda aconsejarle y descartar otro tipo de patologías.

Sequedad de boca

Uno de los efectos sobre nuestra salud oral más frecuente en el caso de padecer alergias es la sequedad bucal. Ésta se produce al tener que respirar por la boca ante la obstrucción de las fosas nasales o como efecto secundario de la ingesta de determinados medicamentos que luchan contra los incómodos síntomas de la alergia. Esta ausencia de saliva incrementa el riesgo de desarrollar caries o mal aliento.

Se recomienda a los alérgicos mantenerse bien hidratados, lo que les ayudará a expulsar el exceso de mucosidad y a contrarrestar los efectos de la sequedad bucal. Además, el cepillado de los dientes diario debe hacerse de manera exhaustiva, al menos tres veces al día, y se debe completar la limpieza con cepillo normal con el interproximal y con el uso del hilo dental.

Por otro lado existen tratamientos específicos de pasta y colutorio para la sequedad bucal que debe indicarle el odontólogo.

alergia

Publicado en blog